Follow by Email

sábado, 28 de septiembre de 2013

Ese cerezo florecido

Y de pronto ese cerezo florecido

me hace reparar en que no quiero vivir

en una ciudad cosmopolita que se avergüenza

de oler a huerta y en la que no hacen nido las cigüeñas.

Ese cerezo florecido

discretamente tras el muro

me está pidiendo auxilio,

me pide que volvamos a recuperar

nuestra vieja amistad perdida.



No hay comentarios:

Publicar un comentario