Follow by Email

sábado, 21 de mayo de 2016

Guaranty-Prudential Building, Sullivan & Adler, 1895-96

Guaranty Building, Buffalo, N Y


El edificio Guaranty-Prudential de Buffalo es el último trabajo conjunto de Louis Sullivan y Dankmar Adler, dos de los principales protagonistas de la legendaria Escuela de Chicago. Levantado en 1895 puede decirse de él, con justicia, que es uno de los ejemplos más inspirados de los experimentos constructivos de esta pareja de arquitecto e ingeniero.
Como es bien sabido, la mayor parte de los grandes edificios en altura norteamericanos de estos años tomaron prestados muchos elementos de la estética Beaux-Arts parisina y así, por ejemplo, solían privilegiar las líneas de fuerza horizontales para, precisamente, desenfatizar su verticalidad. Sullivan, por el contrario, buscaba una nueva forma más audaz de expresar sin ambages la sensación de confianza y prosperidad de una nación emergente y orgullosa como los Estados Unidos de finales del XIX. Juntos (Sullivan & Adler) ya lo habían logrado unos años antes con su famoso edificio Wainwright de St. Louis, con el que el Guaranty está tan emparentado, pero es ahora cuando el esquema constructivo alcanza sus más altas cotas de belleza y funcionalidad. 

Detalle de la ornamentación y óculos del edificio

Tipológicamente responden al mismo esquema tripartito propio de la columna clásica: una planta baja en dos alturas que se correspondería con el basamento, el fuste principal de oficinas expresado a modo de retícula vertical y, en lo alto, un remate en voladizo plagado de vegetación ornamental en terracota, que en el caso del Guaranty se aprovecha para enfatizar el carácter de crecimiento del propio edificio. Las ventanas en forma de óculo de la última planta –detalle novedoso en la arquitectura de Sullivan y muy imitado después- vendrían a visualizar las poleas de la maquinaria de los ascensores que se hallan exactamente en ese último piso.
Guaranty Building

Es evidente que los arquitectos de la Escuela de Chicago se tomaban muy en serio la forma de cada rascacielos que diseñaban pero probablemente ponían mucha menos atención en la forma que la ciudad iba tomando conforme  levantaban en ella más rascacielos: ruido, contaminación, aglomeraciones en sus calles y falta de luz natural y aire libre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario