Follow by Email

miércoles, 25 de mayo de 2011

Fauvismo Año 100

Este artículo lo escribí para el Correo de Andalucía, allá por el 2005, cuando se celebraba el centenario del nacimiento del movimiento fauve:

En un siglo tan cargado de alborotos artísticos como el XX al fauvismo le corresponde el disputado honor de haber sido la primera gran revolución plástica que trastocó los modos de representación al uso. Después otras le irán tomando el testigo. Si la revolución fauve fue efímera (1904-07) sin duda se debe a que nunca le interesó formar escuela o crear un sistema. El fauvismo nace y se desarrolla más bien en torno a un acuerdo momentáneo de tendencias entre un puñado de jóvenes pintores inquietos e irritados y movidos por un mismo afán de renovación de los lenguajes artísticos.
Lo que ocurre es que en ese puñado de jóvenes se encuentra precisamente lo mejor del arte francés del siglo pasado: Matisse, Derain, Vlaminck, Rouault, Marquet, Dufy, Van Dongen y Braque entre otros. Todos ellos, en ese momento, hijos espirituales de Van Gogh y buscadores de luz nueva. 
Da un poco de vértigo retrospectivo pensar que la incendiaria obra de toda esta pandilla irrepetible coincidió un día, allá por noviembre de 1905, en la VII sala del Grand Palais de París. "Un bote de pintura se ha lanzado a la cara del público" bramó indignado y sin originalidad el crítico Mauclair. "Donatello chez les fauves" exclamó con sarcasmo Louis Vauxelles al ver espantado esos colores estridentes rodeando un clásico torso de Albert Marque. Seguro que debió de ser una experiencia visual estupefaciente.
Ahora, cien años después, Francia celebra con sendas exposiciones antológicas en París y Chatou ese lanzamiento provocativo de pintura de unos jóvenes salvajes a la cara del gran público. Pero ya nadie podrá volver a sentir ese vértigo, esa incomodidad, ese desasosiego. Nosotros, sus nietos, hemos de contentarnos con ponderar con respeto sus valores plásticos y quizá recordar con admiración sus desorbitados precios en los remates de las casas de subastas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario