Follow by Email

martes, 3 de mayo de 2011

Algunas puntualizaciones artísticas

A principios de 1926 El nacimiento de Venus de Cabanel, entre otras 180 obras, digamos, académicas fueron trasladadas a los sótanos del Museo de Luxemburgo por "ocupar demasiado espacio para su valor pictórico". Lo curioso es que fueron reemplazadas por pinturas de Manet, Renoir, Degas, Van Gogh, Matisse o Bonnard. Esto demuestra que tan temprano como en 1926 el llamado Movimiento Moderno ya había ganado algunas batallas importantes y había, sobre todo, sido asumido por el público general y, en consecuencia, por el floreciente mercado del arte a gran escala. De hecho, el Impresionismo tardó apenas una década en ser digerido y aceptado por el gran público y pintores como Degas, Renoir o el último Manet pudieron vivir bastante holgadamente de su obra artística.
El éxito comercial del Cubismo fue, en cambio, mucho más lento. Estos precios pueden ilustrar lo que digo: en 1924 Lavabo de Juan Gris se vendió por sólo 330 francos y Ma Jolie de Picasso alcanzó los 6500, también en ese mismo año. En 1926 una pintura abstracta de Mondrian pudo llegar hasta los 700 francos, sin embargo Bebedores de De Segonzac se pagó a más de 100.000 francos sólo un año antes.

Artistas como Vlaminck, Derain, Utrillo o el citado De Segonzac gozaban en los años veinte del favor del público y la crítica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario