Follow by Email

domingo, 27 de marzo de 2011

Ojos para Ver

Las artes plásticas presuponen la existencia de un órgano pertinente, a saber, el órgano visual. En música a nadie se le toma a mal el confesar su falta de oído o su mal oído; pero, ¡oh fatalidad!, en las artes plásticas no parece oportuna semejante condescendencia o comprensión con la revelación de esa carencia. Es más, todos parecen exigir su derecho. "Oiga, que yo también tengo ojos para ver. ¿Acaso no puedo juzgar o comparar?"
En el fondo, lo que se quiere decir es que sólo la Naturaleza es la referencia para establecer esa comparación. Así, cuanto más alejada esté de la Naturaleza tanto peor para la obra de arte visual, según el ojo del espectador común y consiliario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario