Follow by Email

sábado, 26 de marzo de 2011

Estrategas del Arte

T Tzara y M Duchamp planearon, de forma independiente pero sumando esfuerzos, una suerte de conspiración contra el arte como estrategia que pudiera liberarlo de las leyes del mercado. Así, Duchamp renunció, si no a la fama, al menos al gran dinero. Podía haber acumulado millones, como Picasso, repitiendo su Desnudo bajando una escalera para la más selecta clientela all over the world. Sin embargo, prefirió recuperar un urinario clásico y lo trasladó. "Una obra de arte -sentenció- es cualquier cosa fuera de contexto". ¡A ver qué coleccionista se atrevía con eso! Pero el mercado es una categoría omníbora y se lo terminó zampando, por si acaso. Todavía en esa sarcástica coyuntura seguimos trastabillando hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario