Follow by Email

sábado, 12 de enero de 2013

Dalí según Dalí


Es harto improbable que Dalí pueda sorprender a Dalí. Esos ojos asombrados (y asombrosos) están jugando al asombro y en ese juego Dalí, sin rival, siempre se vence a sí mismo. Y, naturalmente, gana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario