Follow by Email

sábado, 11 de mayo de 2013

Pintores del XX: Salvador Dalí


Dalí es un planeta que aun alberga muchas sorpresas para el explorador iniciado. Un planeta de órbita inestable cuya galaxia se resiste a ser localizada. Dalí es Dalí: una mente prodigiosa, una curiosidad sin límites, una mano lenta y renacentista y probablemente el mejor escritor de todos los pintores conocidos. Detrás de su espectacular personaje se esconde un misterio de persona que a buen seguro se encontraba demasiado ocupada en su trabajo como para pararse a declamar teatralmente delante del espejo cosas como “me considero el único genio vivo de nuestra época” o “el arte moderno es una catástrofe”, aunque quizá lo pensara.
Aparición de mi prima Carolineta en la playa de Rosas
Dalí es Dalí: hereje de su siglo y, sin embargo, protagonista insustituible de su siglo. Adorado y zaherido las más de las veces por razones extraartísticas, su obra terminará por ser su mejor seguro frente al tiempo. Él, como ningún otro, comprendió que para trascender el surrealismo –y convertirlo en algo más que un ismo- había que volver a pintar como Rafael. Inevitable que la crítica ortodoxa lo anatemizara. Pero, ¿qué podía hacer él, demasiado inteligente y rico  para permanecer callado, si “la mayoría de los pintores contemporáneos lo único que saben hacer es colocar sus cuadros al revés”?

No hay comentarios:

Publicar un comentario