Follow by Email

viernes, 7 de octubre de 2011

El menguado talento de Mr. Allen

Da pena ver cómo el talento de Woody Allen va menguando al ritmo de su energía vital en un rosario de películas que como Match Point, El sueño de Casandra, Vicky Cristina Barcelona, Si la cosa funciona o Medianoche en París dejan cada vez más al descubierto las limitaciones de este dicharachero moralista judío en una suerte de bucle fatalmente retroactivo donde, sin remedio, el anterior film mejora al siguiente.

El espectáculo es tan penoso que le propongo desde este humilde blog -sin cobro de derechos de autoría- un nuevo título a su ya larguísima nómina que venga a poner freno a tan patética deriva:
"Diván el terrible" en cuya trama aparecerían, junto a sus legendarias y estridentes obsesiones y traumas íntimos de variado pelaje, algunas referencias en clave a la biografía del celebrado Iván IV de Rusia que, por cierto, ya tratara Eisenstein, otro cineasta también judío y poco amigo del sol californiano.
Como material de trabajo no está mal, ¿no? y el título promete mucho. En tus manos lo dejo, Woody...

No hay comentarios:

Publicar un comentario